HIPNOSIS, CEREBRO Y MEDICINA

ESTUDIOS CIENTÍFICOS

Hipnosis y Medicina

Ya en los años 50, asociaciones médicas y psicológicas como la British Medical Association y la American Psychiatric Association, recomendaban su utilización. En tiempos más recientes Clínica Mayo, una de las organizaciones médico-sanitarias mas importantes de Estados Unidos, concluyó después de un estudio exhaustivo (“Hypnosis in Contemporary Medicine”, Mayo Clinic Proceedings, April 2005), que la hipnosis es una herramienta de eficacia probada en una larga lista de enfermedades y que potencia y reduce la duración de los tratamientos médicos.

Como nota histórica, se puede destacar que Santiago Ramón y Cajal, premio Nobel de Fisiología y Medicina en 1906, fue un gran practicante y promotor de la hipnosis en el ámbito médico y psicológico.

 

 

image

 

El cerebro durante la hipnosis

Cuando la persona está en trance hipnótico se produce una mayor emisión de ondas Alpha y Theta (ondas que regulan la actividad cerebral). En este estado y con la producción de este tipo de ondas cerebrales en plena conciencia abrimos la posibilidad de que nuestro cerebro aprenda otros modos mas saludables de funcionamiento. Podremos grabar a nivel de las células cerebrales “programas” positivos.


En estado hipnótico, se inhibe la actividad de nuestro cerebro consciente, alojado en la corteza cerebral, y accede de una forma más directa a la parte inconsciente y emocional, el sistema límbico. Así, los cambios y ajustes trabajados, se graban con más fuerza y se recuperan con mayor facilidad.

Durante la psicoterapia, se analizan y reencuadran las situaciones problemáticas, empoderando a la persona sobre los mismos.

En el estado de trance hipnótico se trabaja para que las posibles soluciones a ese problema surjan con mayor naturalidad, potenciando el funcionamiento del hemisferio cerebral derecho, soporte anatomo-fisiológico del inconsciente. Una parte de nuestra mente más creativa, emocional e intuitiva, que nos permite acceder a recursos propios para alcanzar mayor bienestar.

En estado de trance, con mayor actividad de las zonas del hemisferio derecho, se potencian nuestras capacidades y nos permite desarrollar una visión conceptual más holistica e intuitiva. Esto permite resolver las dificultades con más rapidez y eficacia.

 

Aceptación Actitud positiva Alegría Asco Atención Plena Cuántica decidir decisiones Depresión Emociones Felicidad Inteligencia emocional Ira Meditación Miedo Mindfulness Navidad Positivismo Psicología Psicología positiva Sorpresa Tristeza Video